//
Estás leyendo...
Archivos

+ EL PERÚ, ANTES Y AHORA

22-11-06

EL PERÚ, ANTES Y AHORA

Por: Julian Roger Lacacta / www.lacacta.wordpress.com

Después de 15 años de aplicación sistemática, casi sin resistencia del neoliberalismo, y la instalación del régimen dictatorial en la década pasada a partir del 5 de abril 1992 hasta 2001, luego con el continuismo del gobierno de transición de Paniagua, después Toledo, y ahora Alan García. La situación no es óptima para el país ni para el pueblo peruano que en estos últimos años ha transitado por diversos cambios.

1.- EL NEOLIBERALISMO EN EL PERÚ.

El neoliberalismo, es una concepción que en este momento, ya no expresa los anhelos de libertad individual como fue el liberalismo en sus orígenes sino que expresa los intereses de los monopolios imperialistas, es decir que estos quieren libertad para imponerse en los mercados del mundo. Son dos los elementos esenciales sobre la cual se levanta toda esta doctrina, uno es la libre competencia en los mercados, la otra la injerencia del estado en la economía, evitando controles y la competencia que ellos le llaman es desleal, esta política es impuesta a los países a través del FMI, BID, y del BM. En el Perú estas ideas fueron recogidas por sectores de derecha en los 90 que se agruparon en el FREDEMO, las fuerzas armadas y Fujimori implementaron el neoliberalismo, privatizando casi todas las empresas que estuvieron en manos del estado teniendo como consecuencia que a través de la luz, teléfono, las empresas mineras, se llevaron al extranjero grandes cantidades de utilidades a chile, España, EE.UU., Japón, Europa es decir se produjo un saqueo de nuestro trabajo y nuestra riqueza para hacer esto hicieron una gran campaña diciendo que; la privatización traería grandes inversiones extranjeras para darnos trabajo, sin embargo esto no ah sido así, sino vinieron inversiones solo en la minería por materia prima.


El neoliberalismo en el Perú, comienza con el auto golpe de Fujimori de 1992, con la implementación de una política neoliberal, es decir de la misma política que había asumido defendido y propagado Mario Vargas Llosa en la campaña electoral de 1990, es así de que Fujimori implementa todo el programa del FREDEMO que el pueblo había rechazado en ese entonces en dichas elecciones, fueron los partidos de la derecha que habían perdido, todos los empresarios que apoyaron al candidato de la derecha, el Ing. Fujimori ellos fueron los que salieron beneficiados, por consiguiente apoyaron de distintas formas, llegaron a ser cómplices de todas las leyes que la mafia Fujimori-montesinos sacaron en contra de los trabajadores y del pueblo, incluyendo en ese mismo costal al APRA, fueron cómplices en las privatizaciones que aplaudieron y felicitaron al delincuente de Fujimori, así como fueron cómplices en la corrupción institucionalizada, los empresarios y políticos de derecha fueron los que estuvieron en el festín del robo al Perú y a los pobres, los que se aprovecharon fueron empresarios bancarios, empresarios mineros, los empresarios ligados a los monopolios imperialistas, en suma la burguesía pro-imperialista, muestra elocuente fueron los vladivideos, hasta donde llegaron este grupo de zánganos que se hicieron ricos con negociados a espaldas del pueblo.
Por otra parte, el neoliberalismo no arribo al Perú por veleidad del imperio ni por la sabiduría del Ing. Fujimori, sino es la respuesta a la crisis del capitalismo que se manifestó con fuerza en los años 70 y a la necesidad de elevar la taza de ganancia para el capital. Significo también la crisis del modelo keynesiano que domino la economía occidental después de la crisis del los años 29, de modo particular luego de la segunda guerra mundial, que fue usado como arma de “contención del comunismo” y de erosión y freno del movimiento obrero. La estrategia global del imperialismo, hasta el derrumbe de la URSS se redujo a una frase; contener el comunismo. Todo lo que le permitiera fue valido se explica así el respaldo de Norteamérica a dictaduras sangrientas y regimenes cipayos en América latina. El cambio de la correlación de fuerzas a escala mundial con el derrumbe de la URSS, fue a favor de los Estados Unidos convirtiéndole así en la única potencia mundiales el mundo, el neoliberalismo y los gobiernos autoritarios que origina fueron la respuesta a una crisis global y también nacional, por eso el papel determinante supuestamente para poner orden y promover el desarrollo, que se asigna al FMI y el banco mundial, verdaderos misterios de economía del imperio para el tercer mundo.
El Perú no escapa ah esta realidad, dos décadas después, el fracaso del modelo económico es obvio. La conclusión fundamental es que esta “respuesta integral a un fenómeno igualmente integral que es la crisis” , lo que tenemos a la vista es una economía abierta a la especulación y primario exportadora, el resultado es mayor pobreza, desocupación, centralización, dependencia neo-colonial y destrucción de fuerzas productivas, la recesión empuja a la quiebra del pequeño y mediano productor, mientras el Perú languidece millón y medio de peruanos han salido al exterior en busca de trabajo, lo que quedan deben contentarse con salarios de hambre, con la sobre explotación del trabajo juvenil, acostumbrarse a la desocupación o entregarse a la marginalidad, el robo o la prostitución. Hoy el nuevo representante del neoliberalismo en el Perú es Alan García.

2.- TLC CON LOS ESTADOS UNIDOS.

Alan García actual gobernante en el Perú, antes de la elecciones tomo distancia con la firma del TLC, Alan hasta amenazo a Toledo si firmaba el TLC, que si el caso se firmara el retiraría dicha suscripción. El ex gobernante Toledo firmo entre gallos y medianoches el TLC cuyos efectos serán dramáticos tras ese ropaje de tratado de libre comercio se ha firmado y se esta ratificando con el actual gobierno de Alan García el tratado neo-colonial, su aspecto comercial supuestamente igualitario coloca en total desventaja a los productores peruanos por que no existe igualdad entre la producción norteamericana y la peruana, por lo cual ellos están quedando en total ventaja, a ello se añade la protecciones que nosotros reconocemos a todos sus productores con patente intelectual que es en gran parte incluidas las medicinas así como los subsidios de todos sus productos agropecuarios, en cambio nuestras exportaciones serán desgravadas en absolutas mayorías los primarios “principalmente minerales” que dejaran de pagar sus impuestos al estado por sus exportaciones y son en lo fundamental propiedad de transnacionales que así obtendrán doble beneficio. El Tratado va mas allá de lo comercial ellos quedan autorizados para patentar como suyas modificando ligeramente cualquier de de los logros históricos de los peruanos así como nuestra riqueza biogenética, las empresas norteamericanas podrán competir en mejores condiciones que las nacionales en las compras del estado (30% del total de compras) con la cual quedan derogadas todas las medidas que favorecen las compras nacionales, lo mismo sucederá en las obras publicas, va mas allá establecen mecanismos de protección supralegal a las inversiones norteamericanas que no solo no podrán ser tocadas sino que no podrán ser afectadas ni siquiera con impuestos que ellos no consideren, somete todo los conflictos que surjan con empresas norteamericanas a tribunales norteamericanos, arbítrales o internacionales con la cual toda una enorme porción de la economía queda fuera de la juridicidad peruana, los efectos serán muy duros en los próximos años para el pueblo peruano. Alan García en lo que queda de su transición socialdemócrata, pretende equilibrar este sometimiento con toda una serie de viajes de reuniones con mandatarios de chile, brasil, incluyendo ofertas de TLCs, esperemos que así sea y en algo frene lo que parece una salto en el entreguismo del país, muchas cosas quedan pocos claras, entre las iniciativas aparecen todas concesiones que el Perú hace sin beneficio de contraparte que pareciera una clara tendencia de buscar con estas relaciones aislar lo que han comenzado a llamar como el “eje del mal” de Cuba, Venezuela y Bolivia que se confirmase desnudaría este aparente “equilibrio” como el intento de convertir Alan García al Perú en el alfil de las estrategias de los EE.UU. contra todo proceso de cambio real en nuestro continente.

Anuncios

Acerca de Julian Lacacta

Estudia, lee, investiga, enseña y escribe sobre política y educación.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

TWTTER

Estadísticas del blog

  • 27,230 visitas
A %d blogueros les gusta esto: